fbpx
blog-01

Para comprar una vivienda de segunda mano y no llevarse sorpresas desagradables a posteriori es recomendable tener en cuenta varios puntos, a continuación te ofrecemos algunos consejos para que realices la mejor compra. 

Te ofrecemos algunos consejos para comprar una vivienda de segunda mano y no llevarse sorpresas desagradables. Te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente: 

  1. Proceso de búsquedaAntes de iniciar este proceso de búsqueda para comprar una vivienda de segunda mano hay que fijar unas características básicas de la vivienda a las que no estaríamos dispuestos a renunciar como la ubicación, el número de dormitorios o la superficie aproximada.

  2. Revisa todos los detalles de la vivienda: Una vez iniciado este primer paso para comprar una vivienda de segunda mano que es la búsqueda del inmueble y cuando hayamos seleccionados los que nos gustan, concertaremos varias citas con sus propietarios. En estas visitas hay que comprobar las calidades de la construcción y los acabados: estado de la pintura, baldosas, suelo, zócalos o molduras. También es importante el estado de las puertas y ventanas, comprobar si abren y cierran bien, si son herméticas y si están bien instaladas. Verificar que la grifería de baños y cocina no esté oxidadaque no tiene fugas o carecen de presión. Para comprobar el caudal una buena táctica es abrir varios grifos a la vez. También es importante que hagas una inspección visual de las paredes para detectar posibles humedades y agudices el olfato para descubrir malos olores que podrían estar producidos por un mal estado de las tuberías. Examina que la instalación eléctrica es correcta, que haya enchufes distribuidos por toda la vivienda, que éstos se encuentren en buen estado y que tengan toma de tierra.

  3. Realiza varias visitas al inmuebleEs posible que en una primera visita se te haya pasado examinar detalles que podrían influir en la elección del inmueble. Lo mejor para evitar llevarse decepciones al comprar una vivienda de segunda mano es fijar tantas visitas como sea necesario hasta estar seguros de la decisión que se va a tomar. A lo mejor en la primera visita no se te había ocurrido medir el espacio disponible para el mueble del salón o si el dormitorio está cerca de una fuente de ruidos como el salón o la cocina. Para evitar que se nos pase algún detalle, es conveniente preparar las visitas y apuntar todo lo que queremos revisar y una vez en la vivienda tomarnos tiempo para analizar todo lo que necesitemos.

  4. Conoce el barrioEl entorno también es muy importante al comprar una vivienda de segunda mano, un consejo que puede resultar bastante útil es visitar con frecuencia el barrio, pasear por sus calles, preguntar a sus comerciantes e incluso a los vecinos de la comunidad, quién mejor que ellos van a conocer el barrio. 

Por último hay que tener en cuenta que hay factores relevantes que se escapa de nuestras manos pero que pueden influir en nuestro bienestar y valoración del inmuebleEs importante saber que al comprar un inmueble disponemos de un periodo de seis meses para reclamar desperfectos. La reparación de aquellas imperfecciones que de haberlas descubierto antes podrían haber influido negativamente en la decisión de comprar una vivienda de segunda mano correrán a cargo del propietario en esos seis primeros meses. 


© 2020 inmoplus.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar